Parece que esta frase tan potente, concreta, fuerte y clara que gritamos con grandes bríos el pasado 8 de marzo en todo el mundo, se hubiese diluido en esta eterna cuarentena, pero para nosotras es parte fundamental de nuestro trabajo.

Hoy nuestro grito sería algo así como, “En tiempos de Covid-19, los derechos sexuales y reproductivos no están en cuarentena”.

Es complejo ver una salida cuando pareciera que tenemos todo en contra, que poco y nada se habla sobre aquella verdad que incomoda. Sí, nos referimos al aborto, al embarazo no deseado y que los derechos sexuales y reproductivos, pasan a tercer plano o lisa y llanamente desaparecieron del mapa, como si no fueran una extensión de los derechos humanos que hoy por hoy están tan en boga.

Por eso es esencial hacernos cargo de esos derechos que siempre han sido invisibilizados o quedan en la trastienda, como si no fueran urgentes, como si la pandemia solo abarcara un tipo de salud.

Debemos enarbolar con más fuerza las banderas por los derechos sexuales y derechos reproductivos, demostrar que sí tenemos opciones y no cerrarnos en los prejuicios y juicios de valores y principios ajenos a nosotras.

Es complejo no sentir desamparo, cuando tenemos una ministra que no tiene conocimientos de género o de diversidad y además se ha mostrado contraria al aborto libre y al proyecto de extensión del post natal.

Es una niña valiente, fue la respuesta de la nueva ministra de la mujer y equidad de género Mónica Zalaquett al ser consultada por la continuación del embarazo de una niña de 11 años, que sufrió abuso sexual y psicológico por parte de su padrastro. Pero habría que preguntarse, ¿qué opción tuvo esa niña? Porque sí, a los 11 años eres una NIÑA y lo decimos con mayúscula porque ¿cómo una niña se puede responsabilizar por otro niño? ¿complejo, no?

Son tantas cosas, tanta irregularidad e injusticia que hoy más que nunca no debemos, ni podemos bajar los brazos.

Si llegaste a nuestro sitio por sospecha de embarazo, si estás llevando a cabo un embarazo no deseado o sencillamente si necesitas orientación en tus derechos sexuales y derechos reproductivos, existe este lugar, que es un pequeño refugio de contención y confidencialidad, con especialistas en materias de salud sexual y salud reproductiva que podrán apoyarte, acompañarte e informarte sobre las diversas opciones que existen para hacer frente a lo que te está ocurriendo. Recuerda que tu cuerpo es solo tuyo, solo tu puedes y debes decidir sobre aquello que te aqueja y te cambia completamente la vida.

Somos cientos las y los que estamos en confinamiento, y sin ánimo de presionar, es el mejor momento para encontrar “momentos” y nutrirnos en estos temas, educarnos, aprender y enseñar lo aprendido para salir fortalecidos de la cuarentana, para entender de una vez por todas que nosotras decidimos qué pasa con nuestro cuerpo y que la maternidad es una decisión de las mujeres. La maternidad debe ser deseada, o no ser.

Atte,

Equipo Tienesopciones.

Leave a Reply